NYC’s children and families need your support more than ever. Learn more about the CCC Child Advocacy Fund.

Spanish Version: COVID-19 in Elmhurst/Corona, Queens: Why the community’s needs and strengths are more important than ever


April 22, 2020

A medida que recibimos las noticias trágicas y los datos sobre la pandemia global de COVID-19, los vecindarios alrededor de Elmhurst y Corona, Queens, en general y específicamente el Hospital en Elmhurst se convirtieron en el epicentro no oficial de la respuesta de emergencia a la crisis de salud pública en la ciudad de Nueva York, y posiblemente en los Estados Unidos. Las tasas más altas de pruebas COVID-19 positivas se observan entre los pacientes que viven en los códigos postales de Elmhurst y Corona.

Más de un año antes de la crisis actual, el Comité de Ciudadanos para los Niños de Nueva York (CCC) comenzó a trabajar en colaboración con residentes, organizaciones comunitarias y otros socios en una evaluación comunitaria de las necesidades más apremiantes de los niños y sus familias que viven en Elmhurst/Corona, Queens. Esta evaluación arrojó luz sobre muchos de los factores que han amplificado los riesgos para los niños y las familias en esta pandemia, no solo en Elmhurst/Corona, sino en varias comunidades por toda la ciudad de Nueva York.

La evaluación comunitaria reveló cómo, junto con un rico panorama de proveedores de servicios y recursos enfocados en la familia en esta comunidad vibrante y mayoritariamente inmigrante, las familias enfrentan una multitud de desafíos: casi dos de cada tres niños vivían en hogares cerca o abajo del nivel de la pobreza; los residentes trabajaban desmedidamente en profesiones de salarios más bajos; uno de cada cuatro unidades de alquiler estaba sobrepoblado; muchos adultos carecían de cobertura de seguro médico; y la demanda de programas de educación temprana, extraescolares y de salud conductual superó la oferta. La crisis actual aumenta la urgencia de abordar estas necesidades con soluciones que ya hemos elevado de los miembros de la comunidad, solo por nombrar tres de las docenas que salen en nuestro informe sumario:

  • Asegurar que las familias que experimentan inseguridad alimentaria tengan acceso a asistencia nutricional u otros programas alimentarios de emergencia, independientemente de las propuestas federales que obstaculizan el acceso.
  • Proteger las protecciones para los inquilinos con un alquiler estabilizado y aumentar los fondos para subsidios de alquiler para hogares de bajos ingresos.
  • Promover esfuerzos que garanticen el acceso a atención médica asequible, incluso a través de planes de seguro médico de elección pública o programas públicos que garanticen servicios de bajo costo o sin costo e independientemente del estatus migratorio.

La lista completa de soluciones y un Resumen Ejecutivo del informe también están disponibles en español.

Sabemos por nuestros socios en Elmhurst/Corona que la necesidad y el esfuerzo para implementar estas soluciones solo ha crecido durante esta crisis; también nos alienta ver cuántas organizaciones han enfrentado este reto en continuar sirviendo a la comunidad en el contexto actual. Muchos programas en ElmCor Actividades para jóvenes y adultos, Public Health Solutions, y los servicios familiares de Forestdale permanecen abiertos a través de medidas de distanciamiento social y ofrecen opciones reforzadas de tele-salud para evaluaciones y asesoramiento. La Biblioteca Pública de Queens amplió sus recursos digitales y el New York Hall of Science también compiló una gran cantidad de recursos gratuitos para que las familias participen en el aprendizaje y la diversión.

Estos servicios son muy importantes durante este periodo, pero también lo importante es fortalecer e invertir en recursos que aborden los desafíos que enfrentaron las familias antes de COVID-19. Las consecuencias de esta crisis son potencialmente devastadoras para Elmhurst/Corona y comunidades similares que ya estaban experimentando tasas más altas de trabajo de bajos salarios, inseguridad alimentaria, inestabilidad de la vivienda y barreras para acceder a la atención médica.

INDUSTRY OF WORKERS

En Elmhurst/Corona, casi dos de cada tres niños viven en hogares que están en o cerca de la pobreza (o menos de $50,000 para una familia de cuatro). En comparación con el resto de la ciudad, los trabajadores que viven en el área están empleados de manera desmedida en servicios de la hospitalidad y construcción, industrias que ya eran más propensas a ofrecer salarios más bajos y beneficios mínimos, y que ahora pueden haber perdido miles de trabajos en las ultimas semanas.

La pandemia actual tiene el potencial de aumentar la inseguridad económica de muchas más familias en el área que ya necesitaban apoyo. La historia nos dice que las consecuencias de una recesión económica se pueden sentir de manera aguda en una comunidad de clase trabajadora como Elmhurst/Corona: en solo cinco años después de la Crisis Financiera Global 2007-2008, el número de hogares en pobreza aumentó casi un 40% en el distrito.

Con otra crisis económica en movimiento, es esencial que las familias puedan acceder a los apoyos. En partes de Elmhurst/Corona, solo hay una gran tienda minorista de alimentos que atiende a decenas de miles de residentes.

SNAP Coverage by Neighborhood

Además de las demandas de un sistema alimentario con recursos insuficientes, la inseguridad alimentaria también es un problema de asequibilidad. En áreas como Corona y North Corona, más de una cuarta parte de todos los hogares están inscritos en SNAP (cupones de alimentos). Algunos recursos comunitarios que brindan asistencia alimentaria de emergencia han tenido que cerrarse, y la inscripción en SNAP y otros programas de asistencia nutricional se ha trasladado en línea o por teléfono desde que se cancelan las citas en persona.

Inestabilidad De Vivienda

As factores estresantes relacionados con la vivienda y los riesgos al bienestar familiar fueron entre los más frecuentemente planteados en nuestras conversaciones con los residentes de Elmhurst/Corona. El distrito tiene una de las tasas más altas de hacinamiento, o unidades de alquiler en las que ocupan más de una persona por habitación. Este ha sido el caso desde 2005, y el hacinamiento es desproporcionadamente alto en las comunidades de inmigrantes, incluyendo y especialmente en Elmhurst/Corona y las cercanías de Jackson Heights, Queens.

SHARE OF OVERCROWDED RENTAL HOUSING IN NEW YORK CITY AND COMMUNITIES

 

Esto presenta una barrera particular para seguir a las pautas de distanciamiento social si un miembro de la familia está infectado en el hogar. Además, las altas tasas de hacinamiento subrayan la necesidad urgente de viviendas más asequibles en la comunidad, especialmente para los casi 5,000 estudiantes que carecen de viviendas estables, el 84% de los cuales viven temporalmente con familiares o vecinos debido a dificultades económicas. Estos estudiantes y más de 100,000 personas como ellos experimentan desafíos únicos con el aprendizaje remoto durante esta crisis, ya que pueden carecer de acceso a una conexión a internet confiable, o un dispositivo personal para llamarlos propios, o ambos.

Vulnerabilidades De Salud

Uninsured Rates for General Population and Children Under 19

Uninsured by Neighborhood

Neighborhood

Total Uninsured

Uninsured Rate

Elmhurst

12,020

20.2%

Elmhurst

15,754

18.9%

Elmhurst-Maspeth

4,228

16.5%

North Corona

18,343

33.2%

East Elmhurst

3,749

17.7%

El acceso a los servicios médicos es lo más importante para muchos neoyorquinos en este momento. Si bien la ciudad ha hecho progreso en la expansión del acceso al seguro médico, algunas comunidades continúan reportando tasas más altas de adultos y niños sin seguro, lo que puede ser una barrera para buscar servicios médicos. En Elmhurst/Corona, hay más residentes sin seguro que en cualquier otro lugar de la ciudad, y alarmantemente, estos números aumentaron en 2018.

De la población no asegurada en Elmhurst/Corona, el 88% son nacidos en el extranjero y el 74% son hispanos/latinxs. Junto con el hallazgo preocupante de Keeping Track of New York City’s Children: 2020 de que los niños asiáticos y los no ciudadanos están desproporcionadamente sin seguro en toda la ciudad, estos hechos dejan clara la necesidad de los servicios culturalmente y lingüísticamente apropiados en las comunidades de mayoría de inmigrantes – especialmente en medio de esta crisis de salud pública.

Se Necesitan Inversiones A Nivel Federal, Estatal Y Local Para Apoyar Las Necesidades Y Fortalezas De Elmhurst/Corona Y En Comunidades Similares Que Enfrentan El Brote De COVID-19

Las lecciones aprendidas de Elmhurst/Corona deben dar forma a las soluciones políticas para satisfacer las necesidades inmediatas de las familias y los niños, apoyar a los proveedores de servicios de salud y humanos que constituyen la infraestructura comunitaria, y abordar las crecientes crisis de precariedad económica, inseguridad de vivienda y barreras a la atención médica que no solo precedieron a esta crisis, sino que empeorarán a causa de ella.

A medida que Elmhurst/Corona se ha convertido en el centro de atención de la respuesta COVID-19 de la ciudad de Nueva York, es fundamental que no olvidemos los factores preexistentes que han agravado la crisis, no solo en esta parte única de Queens, sino en varios vecindarios en diferentes boroughs. Estas áreas albergan poblaciones negras, latinas e inmigrantes, que trabajan en la hotelería y de servicios relacionados, que viven en viviendas sobrepobladas, con mayores tasas de adultos sin seguro médico. Cualquier camino viable a partir de este momento debe tener en cuenta las recomendaciones de los residentes de Elmhurst/Corona. Esto implica inversiones significativas de todos los niveles de gobierno para que las familias y los niños no solo puedan mantenerse a flote, sino que prosperen en el futuro.

Explore Related Content